ORQUESTA SERENATA TROPICAL.- Venezuela Solamente Venezuela.- (Disco Completo)

Una excelente manera de disfrutar –y hasta danzar- con los temas insignes de la música venezolana, interpretados por la Orquesta Serenata Tropical

Temas de este Disco:

01.- Serenata.- (00:00)

02.- Polo Coriano.- (03:37)

03.- Brisas del Zulia.- (06:14)

04.- Amalia Rosa.- (09:38)

05.- El Carite.- (12:28)

06.- Barlovento.- (14:13)

07.- El Cumaco de San Juan.- (15:57)

08.- Sancocho E'Guesito.- (18:05)

09.- Dama Antañona.- (20:42)

10.- Mi Canción de Amor.- (25:33)

11.- Otro Tema.- (29:00)

12.- Brisas del Zulia.- (31:41)

13.- Barlovento.- (35:07)

14.- Sancocho e' Güesito.- (43:43)

15.- Dama Antañona.- (46:22)

16.- Rio Manzanares.- (51:06)

17.- Brisas del Torbes.-(53:07)

18.- Sin Nombre.- (55:43)

19.- Brisas del Torbes.- (58:30)

20.- Galerón Margariteño.- (1:01:04)

Serenata de Amor (+ Video)

 


La serenata es una expresión romántica que siempre ha sido dada por los hombres a las mujeres, en principio por los juglares, luego por bandas, diversos instrumentos, las tunas (España), los mariachis (México), los tríos (Centro y Sudamérica) y aunque usted no lo crea, los coros de voces oscuras como el nuestro y los grupos vocales a capella, sean duetos, tríos, cuartetos, quintetos y demás, también las han llevado al pie de las ventanas de las damas.

Más que una serenata

Recordamos gratamente al joven que nos solicitó llevar una serenata a su amada; él no sabía cantar, pero bien que quiso participar y no ser un espectador con las flores o regalos que espera expectante la respuesta de la enamorada con su presencia o ausencia.

Nos dijo, “compuse unos poemas de amor para mi novia que quiero que ustedes me acompañen con el cuatro y la guitarra”. Claro que le íbamos a asistir en su manifestación poética amorosa, así que nuestro director improvisó una base armónica con un ulular y algunas variantes y así fuimos el fondo musical a la declamación del joven, que si bien era leída, fue muy sentida.

De hecho, utilizamos esa técnica unas cuantas veces más para acciones similares pero en el predio de nuestras presentaciones corales.

Porque la serenata no es sólo llevar las canciones que le gustan a la dama para que se asome y expresarle su amor; es emocionarle y emocionar (o entonar) al enamorado para que saque de sí lo que siente y logre su objetivo.

Los grupos que cobran por esos servicios de serenateros, trabajan mecánicamente con sus repertorios que llevan cierta secuencia. Son en extremo afinados, profesionales y sus canciones poseen balance y gran amplitud que se acomodan a los requerimientos de las personas.

Las agrupaciones corales y/o vocales trabajan más el repertorio de los escenarios y esta –la serenata- es una actividad que deriva del apoyo, gusto y generar algún dinero para poder costear ropa, transporte, instrumentos, ayuda social o quizá una reunión social amena.

Por eso el repertorio quizá sea algo limitado. Pero se improvisa, se realizan armónicos, algunos solos acompañados del cuatro y/o la guitarra, con el fin de cumplir al contratante y hacer algo más por él, con un ambiente de camaradería, distinción y novedad que pocas veces se puede conseguir.

serenata


Casos que hemos vivido

Hemos dado más de una serenata; de las mimas, recordamos:

-       Un sí por respuesta a una petición de bodas.

-       Una serenata en la celebración de 50 años de matrimonio.

-       Serenata -3 para ser exacto- a los novios en su recepción luego de cantar en sus bodas.

-       Serenata a una señora en sus 50 años: llanto, risas, baile, canto, nos invitó torta y pollo.

-       Serenata en negocios de un centro comercial, contratados por los dueños (era San Valentín o Día de los Enamorados) y también por dos enamorados directo a una vendedora y una cajera, para confesar su enamoramiento (a uno lo rechazaron, pero no por nuestro canto).

-       Una vez cantamos ante una casa donde no había nadie, dándonos cuenta en la séptima canción.

-       Los temas que más nos piden son: Motivos, Frenesí, Algo Contigo, Cielito Lindo, Amorcito Corazón, Cien Años, El Rey, La Media Vuelta, La Gloria Eres Tú, No Sé Tú, Somos Novio, Tan Enamorados, Sólo Pienso en Ti, Si Nos Dejan; varios no están en nuestro repertorio coral, pero eso no nos detiene, lo que no se puede hacer como solo o hacer cantar a las personas, se cambia por parte de nuestro repertorio romántico o tradicional venezolano.

Hay más, pero lo guardamos para una próxima ocasión. Por lo pronto, tome en consideración a un grupo coral o vocal para dar una serenata, verá que será algo más libre, cercano y efectivo.

Lcdo. Argenis Serrano

P.D.: Les dejamos el tema del maestro Luis Laguna interpretado por el gran Jesús Sevillano intitulado “Serenata”. 



Regalar es Cultura

Nada por compromiso es bueno y por ende, no trasciende. Regalar es un arte que hasta de manera corporativa tiene su gracia o simplemente no le funcionará ni a quien lo hace ni a quien lo recibe, siendo éste último quien podría resentirse y alejarse, lo que haría perder un cliente.

Digamos que mucho más grave en la vida personal. Quien no se ocupa de regalar pensando abiertamente en su contraparte, sólo está dando un objeto, pero con el mismo no hay lo verdaderamente valioso: Interés, afecto, empatía, simpatía, futuro.

Y no decimos -ni aceptamos- que una amistad dependa de lo que vaya a regalar o le regalen. Decimos que el detenerse a obsequiar debe ser un acto que realmente demuestre un sentido de propiedad para con el amor, la amistad, el compañerismo.

Cómo regalar demostrando una cultura de empatía

Primero, ha de realizar una guía de compras y de no saber cómo se hace una, pues revisar en los buenos y múltiples enlaces coloridos que hay en la Internet hasta cliquear el más acertado de todos, que le aporte una ayuda sistemática para encontrar diversidad de regalos.

regalar


Ergo, lo que también puede hacer visitando centros comerciales y/o tiendas departamentales, lo resume a través del comercio electrónico.

No, no es un acto estéril, es una manera de hoy que ya se ha compenetrado con la normalidad, así que es un hecho cultural contemporáneo con el que se puede cohabitar. Pero también el ir a la calle es bueno, porque lo tradicional jamás pasará de moda.

Luego, vaya anotando a cuántas personas ha de regalar para las fiestas. Anote su nombre en un papel y al lado coloque cuál es su mayor virtud, cuál su necesidad más evidente y en el otro renglón, basado en su interacción con esa persona que le ha develado su personalidad, anote qué cree usted que le podría sorprender. Salirse de lo convencional de los dos primeros ítems.

Ya realizado este trabajo, diríjase a la web que funge como guía de compras y permítase dejarse ayudar. Podrá crear segmentaciones de precios (que no precisamente es segregar entre las personas listadas, simplemente es distribución equitativa).

Allí tendrá variedad de opciones para regalar, ofertas de envío y hasta el embalaje. Porque la presentación es importante.

Y algo que no nos ha de quitar la tecnología es el placer de una dedicatoria, una manera cultural ancestral que ayuda a interconectar sensaciones y sentimientos entre las partes.

Tome lápiz y papel y anote lo que siente, lo que desea para esa persona, por qué brinda y qué espera del porvenir mediato.

Hasta una carita sonriente en esa misma nota adjunta a lo que va a regalar, brindará a quien reciba el presente el verdadero sentir de un regalo material: que la persona lo hizo pensando, sintiendo y queriendo.

Porque más valioso que el regalo material, es el regalo del cariño, lo útil, el respeto y empatía que con cada acto de regalar, se tenga.

La cultura no discrimina y usted es un ente cultural, incluyendo el acto humilde y fraterno de regalar.

Lcdo. Argenis Serrano

Aguinaldo indígena - Antología de la Música Coral Venezolana

De raíz popular del Estado Táchira, trabajado en forma de villancico, inspiró al Maestro Gonzalo Castellanos Yumar este aguinaldo, una original armonía coral, donde los tenores producen sonidos simulando el redoblante y los bajos acompañan con diversos sonidos onomatopéyicos, ambos dentro de una fórmula rítmica previamente establecida, discretamente presentada al inicio y se mantiene todo el tiempo.

Entran las sopranos y contraltos con la melodía a dos voces: "Corramos, corramos, la música suena, a cantarle al Niño en la Nochebuena".

Esta combinación de voces sonidos con imitaciones diversas y ruidos efectistas - de libre escogencia por el director o integrantes- , va creando un ambiente que se manifiesta con creciente entusiasmo, cuya alegría contagia el público hasta llegar a un clímax sonoro que se desborda al fin en aplausos y risas. Un efecto doble que no todo aguinaldo en el mundo puede lograr.

No es fácil lograr lo propuesto en esta versión coral: Depende de la habilidad del director para manejar todos los elementos expuestos, cual si fueran hilos invisibles que deben tejer ese indefinible tapiz coral, con tan diversos colores y matices tan originales.

Además, muchos intérpretes (coralistas), colocan de su propio humor e imaginación. Recuerdo que al interpretar este aguinaldo con la Coral Contraste y la Coral del Banco de Venezuela de Maracay la competencia era hacer el animal más inverosímil.

De allí nacieron "la jirafa con sonido", "el pavo real con hipo", "el zancudo al cual se le echaba insecticida", "el pez bebiendo agua". En fin, la canción se prestaba para todo un relajo. Nuestras excusas a quienes la interpretaron de manera formal, pero... ¡Es que éramos así!

No tengo datos del coro que lo interpreta
Letra del "Aguinaldo Indígena" Popular del Estado Táchira. Composición Coral: Gonzalo Castellanos-Yumar Corramos, corramos, la música suena, a cantarle al Niño en la Noche Buena Hace mucho frío; el Niño tirita y no hay quien le dé una cobijita. Venid, venid pastores, venid a adorar al Rey de los cielos que ha nacido ya.
loading...





APÓYENOS VÍA PAYPAL ¡Y GRACIAS!